lunes, septiembre 28, 2009

 

Adivinanza: ¿quién vivía ya entonces y aún sigue viva?

Llegada de Cristóbal Colón a la Isla de Guanahani
(San Salvador según Colón), 12 de octubre de 1492.

Y para entonces ella ya estaba viva. Y sigue viva.

Etiquetas:


viernes, septiembre 25, 2009

 

Foto: nuevos paisajes

Vine a Mallorca buscando las imágenes de siempre, pero me encontré nuevos paisajes.

Planta de TIRME en Mallorca (foto: Javifields, clic para ampliar)

La planta extrae energía de la basura.

Etiquetas:


sábado, septiembre 19, 2009

 

Archilaúd

El zaragozano Javier Mas acompañando a Leonard Cohen en su gira

“Ha pasado un largo tiempo desde que me paré por última vez sobre un escenario en Londres. Fue hace catorce o quince años, yo tenía 60, era sólo un chico con un sueño loco.
Desde entonces tomé mucho Prozac.
También estudié filosofía y religión. Pero quiero decirles algo que no podrá ser contradicho fácilmente: No hay cura para el amor.
...

Me siento agradecido porque esta noche todo se me ha hecho claro; esta noche los misterios se han develado; he penetrado en el núcleo mismo de las cosas y me he topado con la respuesta. Y no soy la clase de persona que se la guarda para sí. ¿Quieren escuchar la respuesta? ¿Están verdaderamente hambrientos de respuesta? Entonces son las personas a las que quiero decírsela, porque es algo muy raro y no voy a decírselo a cualquiera...
La respuesta a los misterios es: ‘Du dam dam da de du dam dam’.”
(Leonard Cohen)

Etiquetas:


martes, septiembre 15, 2009

 

Consejos actorales

Actor, si en escena te quedas completamente en blanco y nadie te saca del atolladero, te acercas a proscenio y te mueres. El público siempre perdona a un actor que muere en escena.

Actor en proscenio, Parque Łazienki, Varsovia
(foto: Javifields)

Etiquetas: , ,


lunes, septiembre 14, 2009

 

Tres años reescribiendo el futuro

Mientras que los niños y niñas españoles estrenan sus mochilas y estuches nuevos en su primer día de clase, 40 millones de niños y niñas no pueden ir a la escuela a causa de los conflictos armados. Todo ello a pesar de que la educación es un medio fundamental tanto para su protección como para contribuir a la paz y reconciliación en sus países.

video
Hoy hace tres años que la ONG de infancia Save the Children lanzaba su campaña Reescribamos el Futuro con el objetivo de proporcionar educación de calidad a 8 millones de niños y niñas que vienen en países afectados por conflictos armados hasta el año 2010... (seguir leyendo).

Etiquetas:


domingo, septiembre 13, 2009

 

Que alguien me explique esto

Etiquetas:


viernes, septiembre 11, 2009

 

¿Hacemos un trío?

.
Él.— ¿Hacemos un trío?
Ella.— ¡Vale!

Ese podría ser el breve resumen de "Días de vino y rosas", escrita como obra teatral para la televisión por James Pinckney Miller y dirigida por John Frankenheimer para la CBS en 1958 dentro de la serie Playhouse 90. Llevada luego al cine por Blake Edwards en 1962. Y regresando ahora al teatro, en España, bajo la dirección de Tamzin Townsend (en el Principal de Zaragoza durante esta misma semana).

Falta añadir al breve resumen de arriba, para que se entienda, que la tercera en el trío, y máxima protagonista de la obra, es... la botella.

Que la película de Edwards es mi preferida dentro del género cinematográfico de "tríos con botella" supongo que ya quedó claro cuando la incluí, muy pronto, en la serie "Frases de cine".

Siendo una de esas películas que ha impactado a dos o tres generaciones, era desde luego atrevido llevarla al teatro. Aunque, dadas las excelentes críticas que la obra teatral recibió en su estreno en televisión en 1958, el éxito dependía probablemente de una buena elección de dos de los tres protagonistas del trío (la botella es inmutable).

En mi opinión, y en (simplistas) términos deportivos, el resultado es:
  • película de Edwards - 1
  • obra de teatro de Townsend - 1
Le apunto el tanto a la película por la interpretación de Jack Lemon, frente a la de Carmelo Gómez en el teatro.


Y le apunto el tanto a la obra teatral por la interpretación de la antes completamente desconocida para mi Silvia Abascal, frente a la de Lee Remick en el cine.


Si tenéis dos horas de tiempo libre y 24 euros en el bolsillo, pasaros por el teatro.
They are not long, the days of wine and roses:
Out of a misty dream
Our path emerges for a while, then closes
Within a dream.
Ernest Dowson (1867-1900)
No son largos, los días de vino y rosas:
de un nebuloso sueño
nuestro camino surge un instante, luego se pierde
en otro sueño.

Etiquetas:


miércoles, septiembre 09, 2009

 

Infancias robadas


Zlata Filipovic (28 años), conocida como la “Ana Frank de Bosnia”, fue la autora de un diario (“El diario de Zlata”) sobre sus experiencias durante la Guerra de Bosnia, cuando contaba entre 11 y 13 años de edad. Actualmente trabaja en la defensa de los derechos humanos y colabora con Save the Children.

Lo que sigue es su carta abierta sobre las consecuencias que tienen los conflictos armados sobre los niños y niñas, sus principales víctimas.

Recuerdo estar intentando escribir una redacción cuando escuché los primeros disparos de mi vida; sonidos que ningún niño, en ningún lugar del mundo, debería escuchar jamás. Intenté con todas mis fuerzas concentrarme en la tarea, preocupada por lo que la profesora pudiese decir al día siguiente. Aquella fue la última redacción que hice durante casi dos años de mi vida en el conflicto en Bosnia.

Mi escuela en Sarajevo fue bombardeada y cerrada, la explosión de un cohete dejó un agujero enorme en el muro de la clase de literatura. Dejé algunos trabajos escritos con mucho esmero en el armario que fue bombardeado. Nunca supe qué le había pasado a mi profesora. Nunca la volví a ver.

Sabemos lo que son las emergencias, las hemos sentido en nuestra piel; entraron en nuestras vidas, las hicieron volar por los aires, las fragmentaron, las hicieron pedazos. Robaron nuestra inocencia, nuestra humanidad, nuestra infancia y a nuestras familias. En todos nuestros casos, los conflictos robaron uno de nuestros derechos básicos como niños y jóvenes: el derecho a la educación. Aquello fue lo primero que ocurrió cuando comenzó el horror. El cierre de la escuela era una señal de que algo muy malo ocurría.

Un día nuestros lápices se cayeron, nuestros cuadernos fueron abandonados, y nuestros pupitres se quedaron desiertos. Las clases, cubiertas con nuestros dibujos, con las risitas persistentes y las notitas que nos pasábamos, se quedaron vacías. El miedo a ser llamado a la pizarra para resolver un problema de matemáticas y la emoción de descubrir la magia de la escritura desaparecieron. El aprender a jugar, a deslizar un lápiz en el papel y dejar una marca permanente en este mundo nos fueron arrebatados. En su lugar, nuestras escuelas se convirtieron en refugios, en lugares donde la ayuda humanitaria era distribuida, en edificios fantasma que habían sido bombardeados, en espacios destrozados, en almacenes de armas, en demarcaciones de las zonas del enemigo y de las líneas del frente.

Encerrada dentro mi casa, con terror hacia el mundo exterior donde la muerte puede atraparte en cualquier momento, leo sin cesar, intentando seguir creciendo. Entonces, un día, algunas mujeres jóvenes de mi barrio empezaron algo así como una “escuela de guerra”. No teníamos clases de verdad, pero nos reuníamos ocasionalmente cuando los días eran relativamente tranquilos y podíamos ser niños de nuevo durante un momento. Todas estas mujeres jóvenes no podían ver cómo los niños se iban consumiendo; nos dieron su tiempo y compartieron generosamente su imaginación, creatividad y conocimientos con nosotros. Nunca las olvidaré, ni lo que hicieron por nosotros – solo puedo tener la esperanza de que enfrentada a circunstancias similares, sería tan generosa como ellas y me dedicaría a la noble tarea de profesora.

Diariamente, niños como yo, como nosotros, en todo el mundo, buscan un lugar donde esconderse, entran en campos de refugiados o en el ejército. Con ellos va el futuro de sus países y del mundo. Mueren, son mutilados, traumatizados, destrozados – todos ellos futuros líderes, funcionarios, estudiantes, padres, madres y profesores.

Los conflictos terminan y algunos niños tienen la suerte de sobrevivir o escapar. Como con cualquier trauma, el período de recuperación es lento. Tiene lugar a través de muchos procesos diferentes, pero es la educación la que construye un futuro para las vidas y los países fragmentados, para jóvenes destrozados y existencias rotas.

La escuela es donde nos damos cuenta de nuestro potencial, donde nos convertimos en seres sociales, donde crecemos y nos desarrollamos como seres funcionales, contribuyendo y empatizando con miembros de nuestras comunidades y del mundo. Después de un conflicto, éste es el lugar donde se puede enseñar el peligro de las minas terrestres, la prevención del VIH/SIDA y donde se puede buscar el proceso de reconciliación. Aquí es donde las armas se pueden cambiar por conocimiento y capacitación, y donde los mensajes de paz se entremezclan con habilidades y conocimientos.

Para alcanzar una paz duradera, la educación debe ser una parte integral de cada acuerdo de paz y se le debe dar especial atención a todos los proyectos de educación en países en conflicto y post-conflicto. La educación es el inicio de un largo viaje para que los niños afectados por conflictos armados reclamen su juventud, descubran su propia humanidad y desarrollen su contribución al mundo. Es el antídoto para la violencia en cualquier sociedad. Permite a los jóvenes utilizar sus mentes de manera positiva y constructiva y por lo tanto les permite tener capacidad transformadora, y construir o repara los cimientos de sus sueños y esperanzas.

Esta es la razón por la que apoyo iniciativas como la campaña Reescribamos el Futuro, de Save the Children y su objetivo de convencer a los líderes mundiales y a las organizaciones internacionales para asegurar que todos los niños en Estados frágiles afectados por conflictos armados tengan la oportunidad de recibir educación.

Hemos tenido suerte. Hemos sobrevivido y nos hemos beneficiado del restablecimiento de la educación en nuestras vidas. Hoy podemos tener voz, y nos podéis escuchar porque hemos tenido la oportunidad de volver a la escuela.

Confiad en nosotros. Nuestros lápices nos fueron arrebatados, pero tenemos suerte de volver a tenerlos. Y de nuevo tenemos voz. Tenemos la esperanza de que podáis escucharnos, en favor de todos aquellos que no tienen voz.


Etiquetas:


lunes, septiembre 07, 2009

 

Respuesta a adivinanza: ¿qué fotografiaba el fotógrafo (fotografiado)?

Bien. Bien encaminadas fueron las respuestas a la adivinanza ¿qué fotografía el fotógrafo? de la anotación anterior. El sujeto de traje, corbata y flor en la solapa "olía" a novio nervioso.

Los detalles concretos reconozco que eran más difíciles de adivinar. No era la novia llegando en el coche sino...

Novia motera retocando pestaña en Toruń, Polonia
(clic para ampliar, foto: Javifields)

Ésta fue la situación que nos encontramos visitando la zona de las ruinas del castillo de los caballeros teutónicos de Toruń, ciudad más que interesante (y de la que ya hablaré...) aunque no para ver las ruinas del castillo teutónico, que para eso es mucho más interesante ver el de Malbork (140 km más al norte de Toruń), que está reconstruido casi al completo.

Etiquetas: ,


viernes, septiembre 04, 2009

 

Adivinanza: ¿qué fotografía el fotógrafo?

Tenía olvidada la "serie adivinanzas"... vuelvo al ataque con una difícil. Yo diría imposible. Pero así tendréis más posibilidades de proponer cosas.

¿Qué fotografía el fotógrafo?

O quizás no tan imposible...

Etiquetas: ,