viernes, octubre 03, 2008

 

No me gustaría trabajar en un submarino

El U-434 es un submarino soviético, de la clase Tango (designación OTAN; proyecto 641 B). Construido en 1974 en los astilleros Krasnoe Sormovo (en la antigua Gorki, ahora Nishniy Novgorod, Rusia), permaneció en activo desde 1976 hasta 2000. Fue, por tanto, uno de los protagonistas de la guerra fria.

Aspecto exterior del U-434

Se dedicaba a tareas de espionaje en la costa este de los Estados Unidos. En su interior hay fotos de destructores americanos con la ciudad de Nueva York al fondo, sacadas con su periscopio.

Antes de ser entregado a Alemania para colocarlo en Hamburgo como museo, se le retiró el arsenal de armas, pero el resto de sistemas permanece intacto.

Aspecto interior del U-434

Mi impresión al entrar fue:
¡Qué pequeño y qué destartalado! Imposible que las películas de submarinos las rueden en un submarino, no cabría la cámara.
Y sin embargo sufrió una restauración a fondo que precisó 6000 horas de trabajo, tras ser recibido en Hamburgo, para dejarlo limpio y reluciente.

Las condiciones en su interior, en pleno funcionamiento, eran duras. La temperatura en las inmersiones no solía bajar de los 40º e incluso superaba los 60º en la sala de máquinas. El máximo tiempo de inmersión con la tripulación completa era de 3 días y medio. Tras ese tiempo, el submarino tenía que elevar al menos el periscopio para sustituir el aire interior.

капитан области (capitán Fields) en el interior del U-434

Algunos datos de la ficha técnica del U-434:
Plano del cacharrín (clic para ampliar):

Finalmente, el U-434 en pleno funcionamiento, en uno de sus últimos viajes:



Te dejo sonando con el sónar...


Etiquetas:


comentarios:
Claustrofobico!!!!!
 
Lo bonito sería que te dieran un paseo en el submarino. ¡Vaya cacharro!
 
jaj, captain Fields..
 
Publicar un comentario en la entrada

<< Inicio