sábado, octubre 20, 2012

 

La misma piedra, el mismo color

La sierra Ferrera es una parte efectiva del macizo de Cotiella, formada por la frontera rota de una isla tectónica del gran manto de corrimiento de Cotiella que se desplazó y rompió desde el macizo, en el proceso de orogenia alpina. El valle que describe el río Irués, conocido como la valle de Laspuña, sufrió procesos de glaciarismo en el Pleistoceno que condicionó la forma actual que tiene, y sobre todo, la profundidad que condiciona una situación de umbría casi permanente que la hace inhabitable en gran medida.

Todo eso dice (más o menos corregido) la Wikipedia. Lo que no dice es lo que sabemos todos. Que por el extremo oeste, en los cortados de la Peña Montañesa, a la sierra Ferrera le falta un cacho. Y ese cacho está un poco más abajo, formando la torre de la iglesia de Ceresa. Pues claro.

Torre de la iglesia de Ceresa y Peña Montañesa

Etiquetas: ,


comentarios:
Esa, esa son las cosas que hacen tan especiales a determinados lugares. Gracias por esta lección de geología.
 
Publicar un comentario en la entrada

<< Inicio