sábado, diciembre 24, 2011

 

Frases de Cine Negro: prólogo y "El halcón maltés"

Voy a dar un poco de movimiento a la vieja serie de "Frases de cine" (podéis ver aquí los enlaces a toda la serie). De lo general a lo particular, me centraré en las próximas anotaciones en frases memorables del Cine Negro.

El Cine Negro, ya sabéis, esas películas con malas calles, protagonistas con cuchillos, sombras y damas duras, en las que las mujeres olvidan y los hombres recuerdan. La visión pesimista de la naturaleza humana, la ambivalencia moral, el cinismo, el fatalismo. Detectives o policías de paisano que se cuestionan la legalidad establecida. Crímenes que, aparte de su carácter delictivo, se acogen a otro código, a otra ley marginal en oposición necesaria y hasta justificada a esa otra ley general por la que pretendemos regirnos todos.

Esa dualidad temática aparece también en aspectos formales del Cine Negro. De hecho, la "condición negra" de las películas depende mucho más del estilo, de la construcción narrativa, de la puesta en escena y de la textura visual, que de los motivos temáticos enunciados en sus historias. El rodaje en blanco y negro, el predominio de secuencias nocturnas, la fotografía que privilegia el claroscuro, las sombras, la penumbra.

Pero más allá de los aspectos temáticos o formales, el carácter negro de este cine reside en una metafísica, una visión de lo real que establece un fuerte dualismo entre el conformismo con el individuo y la sociedad y una indagación más profunda que pone de relieve la corrupción policial, la pasión por el poder, los mecanismos del subconsciente... todos los cuales tienen en común una fatalidad destructora.

Si tú, lector, todavía piensas que el Cine Negro es un género menor, preocúpate, porque es muy posible que lo escaso y menor sea tu entendimiento.

Tras este breve prólogo, inspirado en eruditos como Sánchez Noriega, Heredero, Santamarina, Ebert, Garci, Coursodon, Aranda y Delgado, pasaremos a la frase de Cine Negro de hoy.

He elegido una de las más grandes y conocidas, tiempo habrá más adelante para mostraros otras joyas olvidadas:

La película de hoy: El halcón maltés
Título original: The Maltese Falcon
Director: John Huston
Año: 1941
IMDB: más información

El halcón maltés (John Huston, 1941)

Escena entre Kasper Gutman (Sydney Greenstreet) y Joel Cairo (Peter Lorre):
— Ese tipo me pone nervioso.
— ¿Por qué?
— Me ponen nervioso todos los tipos a los que no les interesa el dinero.
Al final de la película, un personaje pregunta:
— ¿De que está hecho [el halcón]?
Y responde Samuel Spade (Humphrey Bogart):
— Del material con el que se fabrican los sueños.
La frase es de Shakespeare ("La tempestad").

Etiquetas:


comentarios:
Te has dejado mi preferido de esa película:

- Desconfío de los hombres callados: aprovechan el peor momento para hablar, y siempre dicen lo que no deben.
 
Publicar un comentario en la entrada

<< Inicio