sábado, enero 09, 2010

 

Rincones de Gdańsk: calle Mariacka

Caminando por el Paseo del Muelle, en Gdańsk, a lo largo del río Motława, se llega a la Puerta de Santa María; de ladrillo, rematada con dos torres, da entrada a una de las calles con más encanto de la ciudad, la calle de Nuestra Señora (calle Mariacka).

Entrando a la calle Mariacka por la Puerta de Santa María (Gdańsk)

Se trata de una calle de compras, con interesantes joyerías de ámbar. Pero lo mejor de la calle no son las tiendas sino su arquitectura. Reconstruida por completo con el aspecto anterior a la última guerra, muestra las terrazas y escaleras de acceso a las casas góticas. Aunque casi todas las casas antiguas de la ciudad disponían de ese tipo de escalinatas hacia la calle, únicamente en la calle Mariacka la reconstrucción se hizo con esta fidelidad.

Calle Mariacka, al fondo la Puerta de Santa María (Gdańsk)

En el otro extremo de la calle, la iglesia de Santa María, enorme templo de ladrillo (¿el más grande de Europa de ladrillo? ¿el más alto del mundo de ese material? ¡quién sabe si hacer caso a las guías turísticas o no!).

Calle Mariacka con iglesia de Santa María al fondo (Gdańsk)
(fotos: Javifields, clic para ampliar)

Las sombras del atardecer dan a la gótica calle Mariacka un aspecto misterioso y casi mágico. Las escalinatas de las casas parecen aproximarse sobre el empedrado. Los porches de las casas, reconstruidos con la piedra original, te muestran entre sombras escenas de patricios y símbolos religiosos. Sobre los portales, los desagües toman la forma de dragones, peces míticos y gárgolas que vomitan el agua.

Si vas a Gdańsk, no olvides visitar la calle Mariacka al atardecer, sentarte en una de las escalinatas y dejar caer la noche.

Etiquetas: ,


comentarios: Publicar un comentario en la entrada

<< Inicio