domingo, marzo 11, 2012

 

Foto: San Sebastián, esa señora sentada

Señora sentada en San Sebastián
(foto: Javifields, clic para ampliar)
Un raudal de luz y de gaviotas.
Es ahora mismo, el ahora, el siempre ahora.


Sin ayer ni pasado, totalmente glorioso,
como quien se mira a sí mismo sin verse.


En esta claridad, los mínimos detalles
parecen joyas, parecen lo visto que no vimos,
y concretan el milagro diluido, 
y el poliedro se irisa y abre luces imprevistas.


De pronto todo es nuevo; de pronto es lo increíble.
Se disparata el cielo girando a la redonda
y los números cantan sin saber lo que dicen,
felizmente irredentos, matemáticos a locas.


Gabriel Celaya

Etiquetas:


comentarios: Publicar un comentario en la entrada

<< Inicio