domingo, febrero 05, 2012

 

Frases de Cine Negro: "Forajidos"

Si la fatalidad del destino es una de las características que identifican el cine negro, el golpe maestro de los gionistas de la película Forajidos (1946) es, con toda lógica, empezar la historia por el asesinato del protagonista y luego, simplemente, ir hacia atrás.

El guión fue escrito por Anthony Veiller y John Huston a partir de un cuento de once páginas de Ernest Hemingway, si bien Houston no apareció en los créditos (estaba contratado entonces por la Warner y no quiso, o no pudo, firmar para una película de Universal). La película recibió, entre otras cuatro, una nominación al Óscar al mejor guión por el excelente trabajo de Veiller y Huston. Once flashbacks contiene la película, en los que varios de los personajes recuerdan algunas piezas del puzle que harán llegar a la resolución del caso por parte del investigador. El octavo de los flashbacks es el único no subjetivo, puesto que no es recordado por ninguno de los personajes, sino que se basa en la lectura de la noticia del atraco aparecida en la prensa: el asalto de la compañía de sombreros Prentiss de Hackensack, Nueva Jersey, en el que los ladrones se hicieron con un cuarto de millón. Filmado en un único y maravilloso plano secuencia de dos minutos, con la cámara siguiendo en grúa los movimientos de los cuatro asaltantes hasta que huyen en varios coches asesinando a uno de los vigilantes.

Muchas otras razones, además del excelente guión, hacen más que recomendable esta película. Enumero sólo algunas de ellas. Si la mujer fatal es, junto a la predeterminación del destino, otro de los ingredientes del cine negro, en esta película se hace carne por primera vez como protagonista "el animal más bello del mundo". Ver la foto...

Ava Gardner en Forajidos (Robert Siodmak, 1946)

Si no basta con esto, el protagonista masculino muerto a la primera de cambio, si bien revivirá en los once flashbacks, supone el estreno como actor nada menos que de Burt Lancaster, uno de los grandes.

Otra de las claves del cine negro, la crítica del sistema, la pone patente un director llegado desde Europa, Robert Siodmak, al dejar que el investigador principal del caso no sea un policía sino el sabueso de una compañía de seguros que tiene que pagar una póliza abultada.

Por supuesto, los elementos formales más importantes del film noir están también presentes en la película: las secuencias nocturnas, la penumbra, el claroscuro inspirado en la estética visual del expresionismo alemán, con espejos que reflejan ángulos imposibles y que proyectan una realidad falsa. Y qué decir de unos encuadres angulados realmente magistrales, incluyendo planos subjetivos, planos picados y contrapicados, que convierten a esta película en un manual imprescindible en cualquier curso de realización.


La película de hoy: Forajidos
Título original: The Killers
Director: Robert Siodmak
Año: 1946
IMDB: más información


Para terminar, algunas frases.

Poco antes de morir asesinado:

Ole Andreson 'el Sueco' (Burt Lancaster) — Hice algo malo en cierta ocasión.


Justo tras terminar Ole su último combate como boxeador, con una mano rota, le dice Robinson, su mánager:

Packy Robinson (Charles D. Brown) — Ole, estás acabado. Has terminado de boxear y, si quieres mi opinión, has tenido suerte: aún no estás sonado. Supón que tuvieses el cerebro deshecho en lugar de la mano.


Una escena de Ole con Kitty, la mujer fatal:

El Sueco — ¿Por qué volviste con él?
Kitty (Ava Gardner) — Tal vez porque le odio. Soy un veneno para mi y para los que me rodean. Tengo miedo de estar con quienes quiero por el daño que les hago.


Tras reencontrarse Ole con su antiguo amigo, ahora policía:

El Sueco — ¿Cuánto ganas?
Lubinsky, teniente de la policía (Sam Levene) — 2.000 dólares al año.
El Sueco — Eso lo he ganado yo en un mes.


Escena final, su jefe en la compañía de seguros le da un "largo descanso" al investigador Riordan:

R.S. Kenyon (Donald MacBride) — Enhorabuena, señor Riordan.
Jim Riordan (Edmond O'Brien) — Necesito una noche de dormir.
R.S. Kenyon — ¿Por qué no te tomas un buen descanso? Debo decir que te lo has ganado.
[Riordan empieza a salir]
R.S. Kenyon — Hoy es viernes... no vuelvas hasta el lunes.
Jim Riordan — Gracias.

Etiquetas:


comentarios: Publicar un comentario en la entrada

<< Inicio